¿Qué tienen Noruega y Venezuela en común?



















Algunos dirán: ambos países tienen paisajes preciosos, ambos países tienen petróleo. Hay algo más: Noruega y Venezuela son países "fuera de lo común". Ambos son especiales en cuanto a la corrupción y el estado de derecho. Según el último informe del Banco Mundial sobre gobernabilidad, Noruega y Venezuela son extremos en la lista de todos los países. Lo triste es que Venezuela no se encuentra en el extremo bueno, sino en el malo y eso todo el tiempo. Es así como Noruega se halla en el percentil superior del 90-100% tanto por su control de la corrupción como por su estado de derecho mientras que Venezuela encabeza la lista...de abajo hacia arriba.

Si quieren echarles un vistazo a los datos, vayan acá y escojan varios países, entre ellos Venezuela y Noruega y seleccionen entonces los indicadores "Control of Corruption" (control de la corrupción) y "Rule of Law" (estado de derecho). Venezuela está por debajo de la mayoría de los países africanos y latinoamericanos...de hecho, se halla por debajo de casi todo el mundo en cuanto a corrupción y ley. Por su lado, Noruega está en el tope casi siempre.

En ese sitio pueden ver gráficos sobre cómo "ha progresado la cosa" a lo largo de la década pasada.

¿Cómo es posible que los venezolanos no consigan poner su casa en orden? ¿Cómo es posible que sigamos hundiendo al país en corrupción, injusticia y subdesarrollo? He aquí algunos puntos que se pueden considerar:

- Noruega ha tenido un sistema educativo excelente por mucho tiempo mientras que Venezuela tiene uno de los peores en toda la América Latina y la calidad de la enseñanza se ha ido deteriorando por décadas. El gobierno chavista incluso se niega a tomar parte en programas internacionales abiertos de evaluación académica, al contrario que casi todos los otros países latinoamericanos.
- Los noruegos no temen la transparencia y el rendir cuentas mientras que los venezolanos odian eso.
- Los noruegos están acostumbrados a debates abiertos mientras que los venezolanos no los conocen para nada.
- Los noruegos aprenden de su historia, pero también planifican su futuro, mientras que los venezolanos se la pasan repitiendo su historia sin realmente conocerla. Viven siempre en el hoy y ahora.
- Los noruegos tienen un sistema parlamentario (no presidencial) responsable y tienen en general un gobierno con poderes independientes, controles y controles sobre los controles mientras que Venezuela siempre ha sido gobernada por caudillos en un sistema donde el que gana las elecciones presidenciales controla todo.

Estas son generalizaciones. Es cierto que hay muchas cosas positivas en las que los venezolanos son excelentes, pero en estos momentos debemos preguntarnos: ¿qué podemos aprender de los otros? ¿qué podemos aprender de nuestros errores?


------------------------------------
Anexo:
Wikipedia en inglés dice lo siguiente sobre la educación en Noruega: "En 1736 se hizo obligatoria la enseñanza de la escritura y lectura para todos los niños, pero esto no se hizo afectivo hasta algunos años después"

"algunos años después". No especifican cuántos exactamente pero estoy seguro de que no fue mucho después.

En Venezuela se declaró en principio la educación obligatoria para los chicos y las chicas en 1870 pero la Encyclopaedia Britannica de 1911 aun decía esto:
Venezuela no ha hecho nada que valga la pena mencionar en cuanto a educación popular. Como en el caso de Chile, Perú y Colombia, las clases dominantes y la Iglesia han prestado poca atención a los indios y mestizos. Venezuela, eso sí, tiene una amplia legislación relativa a la educación y las escuelas públicas son gratis y, en teoría, obligatorias. Pero fuera de ciudades y pueblos principales cerca de la costa no hay escuelas o maestros ni el gobierno ha hecho algo para garantizarlos. Esta ley está en vigor desde 1870, pero para el 30 de junio de 1908 solo había 1150 escuelas públicas en la república con una matrícula de 35777 alumnos. Hay una serie de escuelas parroquiales y de conventos y la iglesia es hostil al sistema público de escuelas. La mayoría de los venezolanos es analfabeta y prácticamente no es consciente del problema.
Bueno, mi padre estudió de chico bajo un árbol de mango en su pueblo. El maestro le daba clases a él y a todos los niños que querían y podían. Eso fue en los años cuarenta del siglo XX. Las cosas no han mejorado mucho pues la calidad ahora es la peor en América Latina y el gobierno se niega a mostrar transparencia y a sostener un diálogo abierto sobre cómo mejorar la educación. Ahora los chicos y chicas venezolanos pasan un montón de tiempo aprendiendo todo al caletre. En teoría el analfabetismo desde hace más de 20 años es inferior al 10% pero en realidad el analfabetismo funcional es gigantesco. Tenemos un presidente que cree que la humanidad existe desde hace apenas 20-25 siglos y eso es solo un detalle de millones.