Crónicas de una recesión anunciada


El ministro Nelson Merentes, actual presidente del BCV, dijo hoy lo que cualquier persona con cuatro dedos de frente ya sabía desde hace meses: que la economía se halla en un atolladero. Él lo expresó de una manera más maquillada, claro está: que el país pasa por una etapa de menor crecimiento. En realidad Venezuela tendrá un crecimiento negativo, o, en palabras más sinceras, su economía seguirá encogiéndose.
Cada vez más lejos de acertar

Sería genial si tuviéramos algunos políticos opositores con la retórica y la perseverancia adecuadas para no solo explicar que la mayoría ya sabía eso, sino para explicar de manera muy visual a toda la población la manera tan ridícula como Merentes y otros ministros chavezócratas han fracasado vez tras vez en sus pronósticos de inflación, de crecimiento, de todo lo que se relaciona con ellos. Los políticos opositores deberían explicar las cosas de una manera tan gráfica que posibiliten a cualquiera a convertirse en un nuevo denunciador de las chorradas del gobierno.

En 2012 Merentes decía que el crecimiento del PIB en 2013 podría ser superior al 6%. Venezuela obtuvo un crecimiento de apenas un 1,3%. Esto, hay que resaltarlo, fue un desastre. No es lo mismo para un país como Venezuela tener semejante crecimiento que  para un país como Alemania. La razón no es, como quizás piense un incauto, una de "racismo". Un país subdesarrollado necesita por lo general de un crecimiento mayor que un país desarrollado. Más aun, todo país necesita un crecimiento del PIB que sea superior al crecimiento demográfico con el fin de que haya un crecimiento per cápita real. Venezuela tiene una de las tasas de crecimiento poblacional mayores de Sudamérica. Con un crecimiento del PIB de menos de un 2% estamos claramente en apuros. 

En marzo de 2014 Merentes decía que Venezuela tendría un crecimiento del PIB de 4% para 2014. Poco después el FMI declaró que es posible que Venezuela entre en recesión y eso es lo que parece traslucir ya en este último discurso de Merentes. El coco financiero internacional estimó que el PIB de Venezuela variará en un -0,5% este año. Evidentemente, Merente y sus chicos del BCV han tenido que revisar sus datos y se han dado cuenta de que hay algo de verdad en el asunto.

Venezuela seguirá padeciendo mientras el presidente del BCV y los ministros de economía sean matemáticos marxistas o por militares incompetentes y no economistas inteligentes que gocen de autonomía.

En el siguiente gráfico pueden apreciar la variación del PIB y del precio de la cesta del barril de la OPEP desde el 1998. El país ahora es más adicto que nunca a los petrodólares. No basta que el precio del petróleo se mantenga a más del 800% del nivel de 1998: como no sigue subiendo, ya entramos en una recesión. Ni siquiera los miles de millones que Maduro obtuvo como préstamo de los chinos va a impedir eso. Uno puede tratar de calcular la correlación entre la variación del precio internacional del petróleo y el crecimiento del PIB. Yo usé el coeficiente de correlación de Pearson y otras herramientas. Hay claramente una correlación, aunque la misma no es súper fuerte, pese a que Venezuela depende más del petróleo para obtener divisas que en 1998 (96% contra 75% según datos del BCV). La razón principal de que la correlación no sea más fuerte es sencilla: el gobierno de Chávez y ahora el gobierno de Maduro han endeudado a Venezuela una y otra vez con el fin de maximizar votos en las últimas elecciones. Esto ha podido mitigar, postergar recesiones. Algunos maduristas me han comentado por Twitter que Venezuela puede seguir endeudándose cuanto le de la gana porque tiene con qué. Sin embargo, esto no es cierto: cada vez es más difícil empeñar nuestras joyitas petroleras a los chinos. La deuda no va a desaparecer y nuestra  capacidad para cancelar obligaciones con el fin de pagar los intereses se hace día a día más limitada. Si el precio del petróleo no vuelve a subir a nuevos niveles récords, será mucho más difícil conseguir nuevos financiamientos.

Venezuela está entrando en una crisis cada vez mayor y el gobierno va a tratar de explicar a una población con pocos conocimientos económicos que la culpa es del capitalismo, de las protestas, de cualquiera menos de los que han estado en el poder desde 19999.

Pero esta es una recesión de cajón. Estaba anunciada.

Venezuela empeñada


Al parecer Venezuela ha pedido prestado de los chinos más dinero de lo que pensaba. Pueden ver aquí los montos que varios países de América Latina han pedido a China desde 2005. Venezuela es el primer prestatario del continente americano.

Es increíble que pese a la masa increíble de petrodólares que ha entrado al país por precios internacionales récord, tengamos que endeudarnos tanto ahora. ¿Qué pasará si el precio del petróleo no sigue subiendo de manera indefinida, como el chavismo pensaba que iba a ocurrir?

El Universal había publicado en marzo más información sobre los préstamos chinos.



Otra historia de otro nombre: Guanipa


Hace unos días leía las noticias de un político de Primero de Justicia, Tomás Guanipa, y me puse a pensar que dicho apellido tenía que ser de origen indígena.
Les había mostrado en un post anterior cómo aun se  puede ver  una huella del pasado pre-hispánico de Venezuela a través de ciertos apellidos que aparecen en el CNE...al menos entre los datos no manipulados del CNE. Como dije en esa oportunidad, la gran mayoría de los apellidos venezolanos son de origen español o, en general, europeos. Evidentemente, el apellido es solo un indicador de origen no siempre muy fiel, en especial en un país como Venezuela. Aun hoy en día mucha gente recibe el apellido solo de la madre y en otros tiempos esto era mucho más frecuente. Sabemos por la historia y por estudios genéticos recientes que por la sangre del venezolano promedio corre, aproximadamente, un 60% de genes de origen europeo o del Mediterráneo en general, un 23% de genes indígenas y un 16% de genes sub-saharianos (el 1% lo reparten entre los tres grupos).

La familia Guanipa es de Maracaibo. Me puse a registrar los datos del CNE y encontré esta distribución de los Guanipa en Venezuela:

Un punto equivale a 100 votantes de apellido Guanipa. No coloqué puntos en estados donde había menos de esa cantidad de votantes. Aunque en Venezuela hay un pueblo Guanipa en Anzoátegui, otrora zona mayoritariamente habitada por grupos caribes, la gigantesca mayoría de las personas con este apellido vive en el Occidente, en zonas que anteriormente fueran habitadas por grupos indígenas de la rama lingüística arawaca. El centro parece ser, para ser más específicos, la zona donde otrora vivieran los indígenas caquetíos, los que recibieran a Juan de Ampies y luego a las huestes de los Welser.

La tasa de Guanipa por 100,000 votantes es la siguiente:


-->
Falcón 1073.89
Zulia 147.652
Lara 100.779
Yaracuy 94.5107
Carabobo 93.5216
Portuguesa 63.7173
Aragua 44.3805
D.C (Caracas) 35.3813
Amazonas 29.5811
Vargas 25.8933
Miranda 22.626
Cojedes 22.0222
Nueva Esparta 19.2289
Anzoategui 13.8369
Mérida 11.0823
Apure 11.0674
Bolívar 11.0452
Monagas 10.3962
Guárico 10.1139
Barinas 10.0342
Sucre 8.51107
Táchira 7.35871
Trujillo 3.70487
Delta Amacuro 1.88929

Es muy probable que los Guanipa tendrán un haplogrupo masculino de origen europeo, pese a su apellido probablemente de origen indígena. Aun así, sería interesante ver si participan, junto a otras personas de apellidos amerindios, en estudios de genética de población como los que lleva a cabo el Genographic Project.







Los 1001 presuntos intentos de asesinatos contra los boliburgueses


Conocemos cómo fue el circo de los magnicidios con el caudillo golpista.
En marzo de 2013 comenzó una nueva era, pero parece más de lo mismo:

3 de mayo de 2013: Maduro acusa a Uribe y a "la ultraderecha venezolana" -parece que no hay derecha moderada- de querer asesinarlo.

11 de junio de 2013: Gobierno informa que frustró el intento por parte de paramilitrares de asesinar a Maduro. Estos paramilitares habrían querido infiltrarse a través de la frontera colombovenezolana. 

24 de julio de 2013: Cabello dice que hay un nuevo intento de asesinato contra Maduro y contra él y va a presentar la denuncia formal "en su debido momento".

27 de agosto de 2013: Gobierno anuncia nuevo plan de magnicidio impulsado desde Colombia. 2 colombianos habrían penetrado en Venezuela el 13 de agosto para matar al hijo del "Comandante Eterno".

15 de marzo de 2014: Maduro declara de nuevo que Obama tiene un plan para matarlo.

Por favor, si conocéis más anuncios de intento de asesinato del duunvirato Maduro-Capriles, mandadme los enlaces.

Mentiras del barón Ramírez


En 2012 el boliburgués y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, decía que en 2014 Venezuela estaría produciendo 6 millones de barriles diarios de petróleo.

En 2013 Ramírez declaraba que Venezuela producirá 4 millones de barriles para 2014.

Actualmente PDVSA produce menos de 3 millones de barriles, algo menos que en 1998, pese a que tiene tres veces el  número de empleados que tenía entonces (solo cuento a los que trabajan en el ramo petrolero tradicional, no los que están en misiones sociales que en otros países son realizadas por otras instituciones).


Venezuela y el costo de su ignorancia


Desconozco cuán confiable sea la encuesta que se puede leer aquí, pero me temo que no está muy lejos de la realidad. La parte que a mí realmente me pareció interesante no fue la de preferencias políticas, sino la que se ve en la página 32 sobre los costes (o costos) políticos de una serie de medidas económicas hipotéticas.
Transformar esa cosa negra en la gasolina que usan los autos en Venezuela y la que se contrabandea cuesta un montón de dinero

Un 81,8% de la población se opondría a aumentar la tasa de cambio del dólar de 6,3 a 9.
Un 78,4% estaría en contra de aumentar el precio del dólar para viajeros.
Un 82,9% no querría que se aumente el precio del servicio eléctrico.
Lo más alucinante: un 60,6% aún estaría contra un aumento en el precio de la gasolina.

La gigantesta mayoría de los venezolanos no entiende el concepto de precio y mucho menos de costo como tampoco el de la oferta y la demanda. 

Empecemos por lo último, lo de la gasolina. Deberíamos saber que para sacar ese líquido pesado, negro y viscoso que se llama petróleo se necesitan emplear maquinarias y empleados que tienen un precio. También deberíamos saber que transformar ese material en gasolina cuesta un montón.  En el caso de Venezuela, ese dinero viene y siempre ha venido del Estado. El Estado paga esos gastos con parte del petróleo que puede vender. Ese es dinero que no podrá usar para pagar un mejor sueldo a maestros, a policías, para construir las bibliotecas públicas que tienen los países alrededor de Venezuela pero que Venezuela, un país donde casi nadie lee libros, desconoce por completo. Es el dinero que podría ir en la construcción de hospitales reales - no meros centros mal aprovicionados - en cada municipio de Venezuela.

Pero un 60,6% de la población prefiere que el Estado use el dinero en subvencionar la gasolina. Los que realmente se benefician son 1) los militares que controlan el contrabando, 2) todos los demás involucrados en dicho contrabando, 3) los que tienen autos, en la medida que consuman gasolina. La mayoría de los venezolanos no se encuentra entre estos tres grupos. Incluso los que sí tienen un auto, deberían preguntarse si el subsidio que el Estado paga por él para su consumo de gasolina al precio más barato del  mundo no estaría siendo mejor usado en mejores maestros, un costo mucho menor de la compra de casas o del pago de alquileres por viviendas sociales, un mejor servicio en los hospitales y mucho más.

Que si la subida de la gasolina también implicaría la subida de los pasajes de transporte público? Falso. El gobierno sí puede subsidiar este transporte. De hecho: el gobierno bien puede nacionalizar el transporte público. Es curioso que un gobierno que presuma de ser socialista no se haya preocupado por esto. En muchos países capitalistas pluralistas y desarrollados el Estado sí maneja el transporte público. Usualmente los usuarios regulares del transporte público tienen un abono para una ruta y pagan por día incluso menos que en Venezuela...pero la gasolina no es subsidiada. Esos gobiernos prefieren invertir ese dinero en sueldos mucho mejores para maestros, científicos, policías y demás.

El que Venezuela tenga mucho petróleo no es excusa para mantener el precio de la gasolina al nivel que se tiene. Como dije: el crudo no se transforma de manera gratuita en gasolina en las estaciones de servicio.

Si nadie en Venezuela se atreve a enseñar a la población cuáles son las prioridades para gastos por parte del Estado, si nadie quiere hablar de co-responsabilidad, si todos los actores políticos prefieren sencillamente que los contrincantes cometan más errores y sean los que hablen de lo que nadie quiere oír o sean, en el caso del Estado, los que traten de implementar las políticas económicas necesarias, nuestro país va a seguir hundiéndose en la ciénaga socio-económica y sociocultural en la que se está hundiendo. 

Y de nada servirán el petróleo y el oro y el hierro que tenga nuestro país para sacarnos de la miseria. Si no comprendemos que hemos estado practicando una especie de culto al cargo desde que el país produce petróleo, si no aceptamos nuestra responsabilidad y la necesidad de establecer prioridades en nuestras acciones, jamás dejaremos de ser lo que somos actualmente: un país pobre que se cree rico, un país subdesarrollado sin contribuciones tecnológicas o científicas, un país mantenido a parches, un país sin evolución positiva, un país que solo sobrevive porque no hay invierno.

Estudiantes y sus demandas para una Venezuela sustentable



Leo las demandas de los estudiantes y me parecen muy razonables. Aun así, también me parecen algo difusas.

Entre otras cosas, les quiero proponer que agreguen detalles muy importantes a las mismas. Entre otros:


  • El gobierno de Venezuela debe aceptar que para que haya diálogo real no solo debe liberar a los presos políticos sino también aceptar debates reales, en público, en vivo y directo, entre el presidente del país y los ministros por una parte y representantes de la oposición por otro. Dichos debates deben ser moderados por profesionales neutrales elegidos por ambos grupos y deben ser transmitidos por los canales del Estado - es decir, de todos nosotros, ya que el Estado no es solo el partido del gobierno de turno-. Dejen que los venezolanos juzguen. No queremos farsas de diálogo que consisten en fotografiar a oposición frente al presidente, sin que el pueblo escuche la discusión real, los argumentos y contraargumentos, las denuncias y las explicaciones.
  • El gobierno debe aceptar que se renueven los puestos de la Corte Suprema de Justicia, del CNE y de la Contraloría mediante el consenso nacional. Los elegidos deben representar por igual al gobierno de turno y a la oposición en vista de los resultados de las elecciones de abril de 2013, cuando se mostró que la diferencia entre gobierno y oposición es menor a un 1,6%.
  • El gobierno debe aceptar que los representantes de la oposición tengan la posibilidad de hablar libremente en los canales del Estado.
  • El gobierno debe dar una explicación de quién autorizó el espionaje del correo electrónico de diputados electos por el Pueblo.
  • El gobierno debe explicar porqué un maestro o cualquier universitario con un salario promedio no puede actualmente pagar el alquiler de un apartamento, algo que lo puede hacer un maestro o cualquier universitario en Chile o Costa Rica, México o Uruguay.
  • El gobierno debe aceptar que los ministros sean interpelados en vivo por la oposición al menos una vez cada semestre si una tercera parte de la Asamblea Nacional pide dichas interpelaciones.
  • El gobierno debe aceptar la noción de pluralismo e introducirla en el nuevo pensum en las escuelas de Venezuela. El pluralismo no se negocia: está garantizado por la constitución.
  • El gobierno debe explicar qué pasó con los miles de millones de dólares de FONDEN cuyo uso Giordani no ha podido explicar hasta ahora.
Ya los antiguos griegos sabían que democracia no es solo los (supuestos) resultados de unas elecciones, sino la existencia de un estado de derecho