Barbie a precios revolucionarios

















Nuestro querido ministro del Poder Popular para el Comercio, Eduardo Salmán, acaba de anunciar que el gobierno importó 124000 juguetes de marcas tales como Mattel y Fisher Price "para satisfacer la demanda popular".

Recuerdo cómo escribí a El Nacional por allí, por 1996, quejándome de que el gobernador de Aragua estuviese dando como premios a buenos alumnos viajes a Walt Disney en Florida, en vez de darles libros interesantes o viajes más baratos que promoviesen el turismo en Venezuela. Las cosas no han mejorado un átomo con este supuesto Socialismo del Siglo XXI.

El gobierno de un pobre país tercermundista en recesión está gastando 1,4 millones de dólares en subsidios a la industria estadounidense...y promete que la producción local de juguetes se duplicara para 2010...una nueva promesa para el año 11 de la supuesta revolución. No es que no han tenido tiempo para trazar un plan e invertir de manera eficiente y transparente. De creatividad para otra cosa que no sea enriquecerse o mantener el poder no hay rastros en el gobierno.

Bueno, al menos las Barbies son menos caras que los tanques rusos y otros juguetes de defensa que Hugo compró este año.

Todos esos juguetes valen lo que vale un tanque T-72 tank (y Hugo compró muchos de esos y muchos otros "juguetes" rusos). Aun así, con un poquito de planificación y creatividad habríamos podido producir nosotros mismos nuestros propios juguetes y premios, y no solo metras.














Mis felicitaciones a Mattel y Fisher Price. Lo siento por los petrodólares que perdimos y no podemos invertir en un desarrollo sostenible. Tenía un par de ideas para escuelas en Barinas o el Delta Amacuro.