Mis lecciones de ruso



La palabra "consejo" se dice en ruso "совет". Eso se pronuncia "soviet". Una de las cosas que los chavistas dicen que harán diferentes de los soviéticos es que van a darle el poder al pueblo a través de...los consejos, que es exactamente lo que decían los bolsheviki.

Uno de los eslóganes principales que usaban estos era "Todo el Poder para Los Sóviets". El póster que ven aquí dice: "Decreto sobre Paz...todo el poder para los sóviets, paz al pueblo". La paz era en realidad el cese de hostilidades entre Rusia y Alemania. El Kaiser y la cúpula de guerra alemana habían aceptado trasladar a Lenin desde su exilio en Suiza a Rusia y proporcionarle lo que hoy en día serían cientos de millones de euros (en Reichsmarks de la época) con el fin de que este declarase la paz y el ejército alemán pudiera así concentrar sus tropas en el Frente Occidental. Chávez no recibió dinero de un Káiser. Sí recibió dinero de otros capitalistas.

En realidad los consejos o sóviet se usaron para controlar a la gente. Eran la supuesta "democracia participativa" o "del pueblo". Poco a poco se hizo evidente que el Partido Comunista iba a tener el control de los consejos y las personas que se oponían al control comunista fueron excluídas rápidamente de todo tipo de decisión.

Gente como el clan Chávez, Diosdado y otros tienen una idea muy difusa del comunismo. Del comunismo lo que realmente usan son los métodos de toma de control, los eslóganes, el lavado de cerebro, las palabritas del eterno enemigo capitalista. Al contrario que Lenin y Marx Chávez et alia, ninguno de estos sujetos es amigo de la lectura y el análisis. Al contrario que Lenin, tampoco tienen muchos deseos de vivir de manera humilde. Son amigos de las citas de libros que no leen y de la manipulación superficial. Saben contar cuentos. Son militares de segunda, militares con un nivel educativo muy bajo pero con astucia política y ante todo consultores muy interesados en que el régimen militar siga en el poder. En Twitter pueden ver a Jesse Chacón decorando su cuenta con imágenes de Rosa Luxembourg, Karl Marx, Ché Guevara y Bolívar. Supongo que lo más que ha leído el militar Jesse de Marx son partes del Manifiesto y de Rosa Luxemburg quizá alguito de Wikipedia. Si Jesse hubiese leído algo más, sabría que las figuras de Luxembourg y Marx no tenían nada que ver con las figuras de los latinoamericanos Guevara y Bolívar. Marx mencionó repetidas veces, entre otras cosas, que Bolívar había sido uno de los más grandes pillos de su tiempo. La idea de libertad y democracia de Luxemburg estaba en absoluta oposición a la que tendría luego el argentino racista.















La oposición venezolana debe evitar seguir el juego a los militares. La oposición debe llevar su propia agenda, sin dejarse dictar nada por los militares. Tiene que dirigirse ante todo a los que aun tienen miedo, a los que aun son manipulados y a los indiferentes. También tiene que tener en cuenta que el chavismo seguirá usando métodos ya usados en el difunto comunismo soviético y métodos del castrismo. El chavismo tratará de intimidar a la gente en los consejos, tratará de abortar todo llamado a debate real, rechazará toda discusión sobre pluralismo, sobre alternabilidad y competencia.

Si la oposición empieza a dictar la agenda teniendo todo esto en cuenta, dejará de ser oposición y se convertirá en alternativa real y elemento fundamental de una futura Venezuela encaminada al desarrollo sostenible. Eso es lo principal que tenemos que aprender del caso ruso.