Turismo en Venezuela

El representante chavista para el turismo, Alejandro Fleming, ha estado hablando mucho sobre cómo el gobierno promueve el sector en cuestión. Entre otras cosas, dijo que en enero y febrero de 2011 ha aumentado en un 8,8% el número de turistas en el país. Lo que no nos dice es que en el mundo entero el turismo se ha venido recuperando mucho más y que la devaluación del año pasado debería haber producido un aumento mucho mayor, pero que la inflación y la falta de seguridad en Venezuela dificultan que las cosas prosperen como debe ser - amén de que no tenemos ni hemos tenido infraestructura-. 

Flor de bora, típica de Apure

Noto que Fleming habla ante todo de los lugares típicos para hacer turismo en Venezuela: las playas, que ya están abarrotadas a menos que se trate de las de exclusivo uso de los militares, el parque Canaima, Mérida y cosas así.

De los Llanos, que representan un tercio del territorio nacional, no menciona sino unas casas posadas en un sector de Barinas. Me gustaría saber qué tan efectivo es ese sistema y quién vigila eso.

Me pregunto si las fuerzas alternativas no pueden reclamar que haya un plan para el desarrollo de los Llanos venezolanos. Hasta ahora lo único que ha habido allí es un turismo dizque "ecológico" en algunas fincas. La creatividad brilla por su ausencia. 

A decir verdad, los Llanos tienen retos particulares: el problema de infraestructura es mayor que en la Costa, las temperaturas son súper altas, las inundaciones y sequías son parte esencial del clima. Aun así, se trata de un tercio de la superficie del país cuyo potencial nunca ha sido utilizado. La infraestructura puede mejorarse. Si los venezolanos aprenden de su arquitectura colonial y de nuevos avances en el área ecológica pueden lograr aumentar la comodidad en las habitaciones por más métodos que equipos de aire acondicionado. Si se optimizan las canalizaciones se puede resolver el problema de los períodos de sequías e inundaciones.

Lamentablemente, los políticos de los Llanos tienden a ser dinosaurios de siempre - adecos y copeyanos y chavistas ex adecos -y los políticos de la costa - los líderes de PJ, de UNT - no se meten en estas regiones salvo que un GPS dañado los termine por conducir a esos parajes.

Imagínense que el gobierno licitase la construcción de carreteras de calidad por Cojedes, Guárico, Anzoátegui y Monagas - se paga peaje pero se obtienen carreteras buenas -. Imagínense que el gobierno comenzase a poner en claro la propiedad de la tierra en todas esas regiones.  Actualmente muchoss de esos terrenos son latifundios de militares o terrenos baldíos del gobierno o terrenos de latifundistas sin papeles claros. Imagínense que el gobierno conceda de una vez por toda títulos de propiedad definitivos a todos los pequeños campesinos. Imagínense que todo el mundo pudiese ver qué propiedades tienen qué registro de cadastro a través de Internet. Imagínense que se optimizase el riego en zonas claves de los Llanos. Humboldt decía que los llaneros no querían excavar un pozo de diez metros de profundidad aunque eso era lo que tenían que hacer para tener agua potable durante la sequía. Las cosas no han cambiado mucho desde ese entonces.

Imagínense que el Ministerio de Turismo comenzase a trabajar de manera efectiva por primera vez en la historia. Imagínense que uno pudiese conseguir oficinitas de turismo a la entrada de los Llanos con información sobre los precios y el nivel de calidad de las diversas posadas en todo el estado. 

Imagínense que los propietarios de posadas en toda Venezuela recibiesen información sobre los precios de posadas comparables en Suiza o Alemania, México o Colombia y que el pûblico venezolano también se enterase de las opciones fuera. Imagínense que entonces los hoteleros de Cojedes o Maturín determinasen sus precios y servicios en base a la competencia con el resto del mundo.

Imagínense que el ministerio de Turismo comenzase a presentar información histórica, geológica y biológica en puntos relevantes a lo largo del territorio nacional como se hace en Canadá, en el Reino Unido, en España, en México.  Imagínense que esta información histórica no sea la "ruta Bolívar/Zamora/Chávez", sino información no ideologizada sobre nuestra  prehistoria, sobre los eventos en tiempos de la Colonia, sobre todos los períodos que el chavismo parece desconocer.

Imagínense que los venezolanos se dieran cuenta de que el turismo jamás prosperará en una región si no hay un desarrollo económico sustentable en más sectores de esa zona. Finalmente: el gobierno podría promover el turismo como no lo ha hecho en 12 años si la tasa de asesinatos, que hoy en día es de más de 45 asesinatos por 100 mil personas, se reduce al nivel que había cuando llegaron los militares al poder - 19 por 100 mil en 1998 según cifras oficiales - o se reduce mucho más, a niveles parecidos a los que tiene Chile ahora.

Es cuestión de iniciativa y perseverancia. Es cuestión de transparencia y pluralismo. Es cuestión de libertad y Estado de Derecho.

Es chino para el gobierno actual. Me pregunto si es algo más comprensible para los otros.