Aunque Stalin, el embalsamado, no es Chávez


En Venezuela, una gran parte de la población no te sabría decir en qué siglo - más o menos, no es cuestión del número preciso, solo de ver qué referencia existe- comenzó la Conquista - o en qué siglo - aproximadamente - obtuvimos la independencia. La mitad tampoco sabrá cuál es el idioma principal "madre" del español, el idioma de casi todos los venezolanos. La mayoria sabe muchos menos sobre historia universal. En nuestras escuelas, salvo en pocos casos, la historia no se enseña. Los jóvenes aprenden de memoria algunas cosas y obtienen mitos regurgitados vez tras vez sobre un pasado mitológico e ideologizado hasta la nausea. No es sorprendente entonces que grupos que quieran perpetuarse en el poder puedan decir tantas barbaridades sin causar rechazo. No es sorprendente que puedan lavar con tanta facilidad el cerebro de tanta gente.

Desde la década de los sesenta la mayoría de los comunistas se han distanciado de Stalin y lo han puesto como una excepción, una anomalía. Para ellos Lenin era bueno, Stalin malo. Lenin era un revolucionario de verdad, Stalin era un capitalista de Estado. Es el truco de siempre: el primero fue bueno, pero la cosa se desbarató luego porque un individuo desvió la revolución (la religión, la creencia) por caminos errados.

Si quieres saber un poco más de lo que hicieron Lenin y Hitler, te recomendaría un par de libros. El profesor Service escribió una historia moderna de Rusia bastante completa (puedes leerlo en castellano o, si puedes, recurrir a la última edición en el original, en inglés). Ante todo te recomendaría el libro en que Gellately presentan las múltiples relaciones que existieron entre Lenin, Stalin y Hitler. Stalin fue un psicópata sanguinario, pero Lenin también lo fue. 

De todas maneras, traigo a colación el personaje de Stalin por el caso de Venezuela. a este individuo.

El caudillo Chávez con su clan pertenecen a otro género - uno encabezó el asesinato de millones, mientras que el otro apenas cometió un golpe de Estado donde fueron asesinadas algunas decenas de personas y presidió un gobierno que permitió el aumento de la tasa de asesinatos en más de 300%, entre otras cosas. Chávez fue ante todo incompetente, dividió el pueblo venezolano como no se había hecho desde hace más de un siglo, dilapidó una fortuna y permitió que la corrupción, que ya era enorme, se multiplicase. Stalin hizo eso y otras cosas. 

Lo curioso es que el culto a la personalidad que se ha tejido en torno a Chávez es tan grande como el que se creó en torno a Stalin. Chávez no pudo destruir tanto como Stalin, pero sí destruyó como pocos caudillos en Venezuela. 

Otra cosa que es curiosa es que el caudillo Chávez murió el mismo día en que murió Stalin. Otra cosa más es que los boliburgueses quieren embalsamar a Chávez o, más bien, quieren decirnos que es ahora que lo van a embalsamar...igual que ocurrió con Stalin.

Nicolás, el "hijo de Chávez", nos dijo que querían embalsamar al militar de Sabaneta como se hiciera con Ho Chi Min y con Lenin. Realmente debió decir "como se hiciera con Ho Chi Min, Lenin y Stalin". Pocos parecieron notar esto porque el cadáver de Stalin, al contrario que el de los otros dos hombres, dejó de ser exhibido unos años después, cuando la gente comenzó a conocer mejor algunas  de las bestialidades cometidas por el georgiano. Los soviéticos no quisieron discutir las bestialidades que cometió Lenin porque sin este, no había más fundamento para su régimen. Si quieres saber algo más sobre el contexto político en que se produjo el retiro del cuerpo embalsamado de Stalin, puedes leer algo en inglés aquí.

Depende de nosotros difundir todos los detalles de la incompetencia, de la mala voluntad y en general de los crímenes de Chávez. Solo así podremos ayudar a que la historia de Venezuela finalmente comience a ser analizada como es y que comencemos a evitar repetir los errores del pasado.