Ideas para Venezuela: poder real para el pueblo

Uno de los temas eternos en Venezuela es el de la descentralización. Los políticos cuando están en oposición hablan contínuamente de ella de manera positiva. Cuando están en el gobierno central, dicen que esta es mala, que promueve caudillos locales (lo dicen los caudillos nacionales como Chávez) o exigen que se haga a través de mecanismos muy específicos que ellos crean convenientes.

El problema real es que en Venezuela los políticos esperan que los ciudadanos les den todo el poder durante el período de gestión y no tienen el menor deseo de compartirlo o de ser sujetos al escrutinio del resto de la población.

Los alcaldes o gobernadores tienden a creer que la descentralización es para ellos...y los ciudadanos que viven en sus municipios o estados jamás han conocido otra cosa...y es que Venezuela, a estas alturas sigue siendo un país con una mentalidad medieval: el estado está representado en el caudillo, el estado de derecho es inexistente y la división de poderes es una farsa. 
  
A final de cuentas, el problema con el poder ejecutivo, ya sea elegido a nivel regional o a nivel nacional es que en el contexto venezolano, no se ve controlado por el poder judicial o legislativo y, más grave aun, no está obligado a rendir cuentas de manera concreta a los ciudadanos que se ven afectados por sus medidas.

Los alcaldes y gobernadores en Venezuela terminan siendo militares o empresarios con intereses que con frecuencia se enfrentan a los intereses del desarrollo sustentable de sus regiones: son constructores, terratenientes, importadores y sus empresas y sus predios son los que terminan siendo los beneficiados principales de las medidas que ejecutan.

Tenemos que cambiar esa situación.

Continuará...

1 comentario:

benesuelo dijo...

Saludos desde el Estado Yaracuy.
Desde hace más de 30 años estamos trabajando en el tema de las sociedades sostenibles tanto en el aspecto ambiental, como en el humano. Sobran los datos que pronostican el colapso futuro de la humanidad debido a la contaminación y depredación de la biósfera terrestre y a los conflictos sociales. La génesis de este panorama tan poco halagador está en el descontrolado crecimiento poblacional, y en la manipulación abrumadora que todos sufrimos continuamente, proveniente de los poderes económico, político y religioso. Las importantes acciones realizadas por numerosos grupos ambientalistas y defensores de los derechos humanos especialmente en el transcurso de los siglos XX y XXI , han retardado el momento de la llegada del vaticinado fin de nuestra especie, pero no han podido detener el avance hacia ese momento fatal.
Tantos años de estudio, análisis y vivencias, nos han llevado a concluir, con toda serenidad, pero con la máxima seguridad, que solo un cambio radical en el modo en que organizamos nuestras sociedades a nivel mundial, puede llevar al ser humano a tener la esperanza de permanecer sobre el planeta tierra por los siglos de los siglos, disfrutando de condiciones de bienestar deseables.
Dichas transformaciones sustanciales, incluyen abordar sin tabúes el tema de la explosión demográfica; construir un sistema económico al servicio de las personas, moderno y sostenible; y deslastrar a la población de un cúmulo de creencias que la mantienen alejada de las formas objetivas de afrontar la existencia, y que propician confrontaciones irracionales que han causado tantos millones de muertes a lo largo de la historia.
Concretamente, proponemos trabajar en la promoción de un modelo de sociedad ideal, haciendo hincapié en las tecnologías sostenibles y en un sistema de relaciones sociales que lleve a las personas a tomar las riendas de su existencia en un sentido constructivo, y que minimice la influencia del afán de lucro empresarial, la ambición de poder gubernamental, y los dogmas que llevan a la gente a pensar en soluciones mágicas y a creer que quien no profesa su fe, es un enemigo a ser atacado o aniquilado. Sé que ello conlleva la renuncia a concepciones milenarias y una labor titánica, pero tengo la certeza plena de que no hay otro camino.
Nosotros hemos realizado apenas un esbozo de lo que podría ser ese modelo de sociedad ideal, pero es indispensable que se vayan sumando cada vez más personas convencidas de la necesidad de transformar nuestras sociedades desde sus fundamentos ,y entre todos hacer los planos, las maquetas, las historietas, los videos y las presentaciones que hagan falta, para dar vida a una especie de ciudadela experimental futurista, en la cual se pueda observar a personas conviviendo en un ambiente que ofrezca un nivel de vida elevado y sostenible.
Por ello estamos invitando a quienes tienen inquietudes similares a las nuestras, a visitar el sitio web www.benesuelo.blogspot.com para familiarizarse con las propuestas que allí se plantean, y, de estar de acuerdo con ellas, unirse al equipo de soñadores que esté dispuesto a cambiar el mundo, pese a todos los enormes obstáculos que seguramente se presentarán. Gracias.
César E. Valdivieso P.
C.I. 7312763