La inversión china en Venezuela




















El gobierno venezolano habla de la inversión china en Venezuela, de los grandes acuerdos que logra el estado venezolano con el país asiático. Realmente: ¿de qué se trata?

El gobierno chavista nos presenta un panorama de "diversificación" y grandes "inversiones" en este texto.

En un diario chino en inglés leemos que Petroleos de Venezuela va a dar 200000 barriles por día a China para pagar un préstamo por $4 mil millones de dólares del China Development Bank.

El Asian Times informa aquí lo siguiente:

"Pekín seguido haciendo incursiones en el petróleo y el gas de las regiones de América del Sur. En la medida en que las relaciones entre Hugo Chávez de Venezuela y el gobierno de George W Bush empeoraban, se fortalecieron los lazos con China. En 2006, durante su cuarta visita a Pekín desde que el presidente en 1999, Chávez reveló que las exportaciones de petróleo de Venezuela a China se triplicarían en tres años a 500000 barriles por día. Junto con un proyecto de refinería de petróleo de Venezuela para manejar en China, las empresas chinas fueron contratadas para construir una docena de plataformas de perforación de petróleo, proveer 18 tanqueros y colaborar con PDVSA, la empresa estatal petrolera de Venezuela, para explorar nuevos campos petrolíferos en Venezuela .

Durante la visita del Xi Jinping en América del Sur en enero de este año, el Banco de Desarrollo de China acordó prestar a PDVSA $ 6 mil millones por petróleo para China por los próximos 20 años. Desde entonces, China se ha comprometido a duplicar su fondo de desarrollo a $ 12 mil millones, a cambio de lo cual Venezuela es su petróleo para aumentar los envíos de los actuales 380.000 barriles por día a un millón de barriles por día."

Básicamente, el gobierno venezolano está sin dinero y obtiene préstamo de inmediato a cambio de dar a China petróleo barato por dos décadas. Así es como salimos del colonialismo estadounidense.

La última cosa que oí cuando salí de Venezuela por Maiquetía la última vez fue una conversación entre dos hombres que embalaban maletas. Al lado nuestro pasaban unos chinos y uno de los venezolanos le dijo al otro: "esos nos nuestros nuevos amos".