Qué pasa con la oposición venezolana I



Hay varios motivos por los que la oposición venezolana fracasa. En primer lugar tenemos el estado rentista venezolano: un gobierno es popular en Venezuela si hay suficientes petrodólares. Hoy día entran a Venezuela, gracias al alto precio del petróleo, al menos 300% más petrodólares que en 1998. En 1998 el precio del barril era de unos 12 dólares, ahora está casi en 60.

El gobierno roba tanto dinero que ya tiene dificultades aun con esos ingresos, pero aun así puede conseguir dinero extra: desde hace meses ha comenzado a endeudarse. Hace poco emitió tres mil millones de dólares en bonos de la deuda, pero ya tiene deudas gigantescas con los chinos, con los rusos y muchos otros.

Es interesante ver los resultados de las en
cuestas más recientes sobre popularidad en Venezuela. Aunque estas encuestas no son muy sofisticadas, nos dan cierta idea de cómo va la cosa. Los números no difieren casi de lo que presentaba la empresa chavista de encuestas IVAS. Según Datanálisis, un 30% de la población se considera chavista, un 28% opositora y un 46% independiente. Según Hinterlaces, la popularidad de Hugo está en 59%. Esto es una caída en 11% desde febrero, pero aun así es un porcentaje muy alto. Las encuestas no tienen necesariamente datos contradictorios: muchos admiradores o simpatizantes de Hugo no se consideran chavistas. Muchos de ellos aun creen que "al comandante le están mintiendo, él no sabe que le están jugando sucio". Ese tipo de actitud no es nada nueva en movimientos que se centran en un culto a la personalidad.

La oposi
ción tiene que preguntarse 1) porqué aun no logra captar la atención de la mayoría y 2) porqué Hugo es aun tan popular.

Vamos a hablar de esto en las próximas entradas.











Popularidad de Hugo: 59% según Hinterlace.