Los venezolanos del interior también son gente


Maturín, Monagas

Me da lástima lo que le ocurre a Venezuela. Por un lado tenemos a un presidente incompetente y unos boliburgueses desesperados por mantener el poder y sus beneficios y por otro lado tenemos en su mayoría a unos "líderes" opositores que no quieren decir toda la verdad (la devaluación en sí ahora es inevitable, aunque Hugo quiera usar el dinero solo para las elecciones) ni proponer ideas (por temor a que les quiten la patente o porque no las tienen).

Ahora Hugo de Sabaneta, mostrando una vez más el grado de improvisación de su gobierno, revirtió la orden de racionar la electricidad en la capital y despidió al ministro de "Poder Popular" para la Electricidad. Pero el racionamiento parece que va para para el interior olvidado. La razón es sencilla: el gobierno no tiene más ideas de qué hacer, el gobierno sabe que la gente en el interior al menos no va a marchar como si nada a la capital a poner en peligro la tranquilidad del militar supremo. Los venezolanos deben adaptarse y dejar de derrochar energía (y la derrochan con ganas, lo he podido comparar en el mundo). Pero un racionamiento como el que se está haciendo en el interior no es algo inteligente.

Una de las ideas que debería hacer la gente:
  • anunciar un aumento de los precios de la electricidad progresivo y por zonas, desde las más pudientes a las menos
  • mostrar en Internet un mapa donde uno pueda ver el consumo que se produce en cada región (mientras más detallado mejor) y pedir a la gente de esas zonas que ahorre energía, comenzar a analizar en qué zonas hay más tomas ilegales y cómo se procederá a eliminarlas
Y mientras, el estado debería comenzar a hacer las cosas que debió haber hecho hace una década.

Mientras tanto, los líderes opositores deberían dar ejemplo y poner a funcionar sus neuronas y proponer otras ideas.

Pero la gente del interior, aunque no vaya a protestar a la capital, es tan gente como esta. Merece el mismo respeto.













San Carlos, Cojedes