La oposición y sus problemas















Estoy en contra del gobierno chavista y siempre lo he estado. Rechazo a golpistas y ladrones. El chavismo nació del golpismo, de la violencia, de un grupito de admiradores de Pérez Jiménez. El chavismo es dirigido por un grupito que se ha convertido en boliburgueses criminales, cosa que no es de sorprender si eran golpistas.

Siempre he querido algo mejor para Venezuela. Yo participé en El Firmazo. Mi nombre está en la lista de apartheid político. Yo he apoyado una y otra vez a la oposición y he servido de testigo en zonas muy difíciles. Esto no quita para nada el rechazo que siento ante la actitud que sigue tomando el grupo que tenemos de líderes a nivel nacional y regional.

  • Los líderes solo quieren ser elegidos y dar puestos a sus familiares y amigos, no están interesados en ayudar a otros líderes; todos quieren ser candidatos en las zonas "bien", todos quieren ser los caciques, nadie quiere sencillamente hacer el trabajo
  • Los empleados superiores tienen asco de ir hacia zonas pobres y de averiguar en qué condiciones vive esa gente, cuál es la calidad de la educación de sus hijos, qué oportunidades tienen de trabajo en esa zona, qué problemas de medio ambiente, que problemas de vivienda, de salud
  • Los empleados superiores y gran parte de la gente de "zonas bien" no quiere hacer campaña fuera de sus zonas, no quiere arriesgarse a servir de testigos en zonas donde son más necesarios
  • Los partidos son incapaces de presentar y difundir aunque sea con folletos en las zonas pobres qué programa de gobierno, que visión nacional tienen. En realidad se abstienen de presentar un programa no por temor a crear discordia entre partidos de la supuesta "unidad", sino porque sencillamente no se han puesto a pensar en ideas claras y concretas para cada región y para Venezuela. Tienen pereza mental. Son incapaces de hacer lo que sí han hecho partidos políticos exitosos en todo el mundo.
  • Varios de los partidos son supérfluos y solo sirven de base para un grupo de familias: mientras que los chilenos, los alemanes, los colombianos, los mexicanos tienen uno o dos partidos por una corriente ideológica X, los venezolanos tienen al menos una docena de partidos "principales" por cada una de sus corrientes "ideológicas" (aunque de ideología y proyectos para el país tienen poco). En realidad la mayor diferencia entre partidos son los nombres.
  • Ningún partido en Venezuela quiere decir toda la verdad, ninguno quiere mostrar los sacrificios reales que tienen que desarrollar los venezolanos, la necesidad de que transformemos nuestro pésimo sistema de educación primaria, la necesidad de que exportemos de verdad, de que haya debate abierto entre todos los candidatos, de que la gasolina no se regale, de que Venezuela solo será rica cuando tenga una población educada
Por cierto: yo vengo de una zona "bien", aunque mis padres salieron de condiciones muy pobres. Yo soy capitalista, aunque apoyo un capitalismo de mercado social, como el que hay en Alemania actualmente. No vamos a seguir adelante en Venezuela si nos comportamos como los caudillos del siglo XIX y si seguimos sin deshechar la ética y falta de conciencia nacional.

Sé que hay excepciones: algunos llíderes que sí se preocupan por TODA la población, que sí quieren que haya un plan, que estarían dispuestos a sacrificar su puesto como "jefe" con tal de que proyectos sociales, proyectos políticos, se concreticen. Lo que espero es que ellos se transformen en la regla. Sin eso, seguiremos en lo mismo.

Ahora comparen el circo venezolano de "partidos" y el modelo chileno. Los políticos venezolanos hablan todo el tiempo de unidad, pero no tienen el coraje de explicar porqué su partido existe en contraposición con otro que se supone quiere lo mismo. Solo en Venezuela...