Economía para Chávez

Chávez decía hace poco que mientras en Europa se rebajan los salarios, él los sube en Venezuela. Ponía como ejemplo España y Grecia. Si bien es verdad que España y Grecia sufren de una crisis dramática, su crisis es un paseo comparada con el boom que ha tenido Venezuela gracias a los altísimos precios del petróleo, precios que aun hoy son más de tres veces lo que eran en 1998.

El nivel de vida en Europa es sencillamente superior, salvo porque no tienen las playas y el whisky barato que se consume en Venezuela.

En Venezuela la inflación oficial es de un 30%. El aumento del salario mínimo fue de un 25%. En realidad la inflación que tendremos en 2010 será mucho mayor al 30% y probablemente llegará a un 40% o 50%.

En España hay un recorte del 5% en los sueldos de los funcionarios públicos, pero la inflación es de 1,6 actualmente.

Tenemos para Venezuela:

25%-30%=-5 (oficial)

o en otro escenario

25%-40% o -50%=-15% o -25% de pérdida real.

En España la pérdida de poder adquisitivo sería casi la misma o menor que en Venezuela si creemos en los pronósticos inflacionarios del ministro venezolano de Finanzas, quien ha subestimado la inflación desde 2005, o mucho menor que en Venezuela si creemos en la realidad.
















Si alguno cree aun en la capacidad del gobierno de calcular la inflación, que vea el gráfico que elaboré hace un tiempo con las predicciones del gobierno para la inflación anual (en naranja) y la inflación que finalmente resultó.

Si no me cree algún chavista que eso fue lo que dijo el gobierno y lo que el BCV tuvo que confesar luego, puede ver algunas de las fuentes aquí y aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.

España tiene la mayor tasa de parados en Europa. Es definitivamente un desastre para la UE. La tasa es de un 20% de parados. En Venezuela supuestamente la tasa de desempleo es de un 10% aproximadamente o algo menos. En realidad la mitad de la población en Venezuela trabaja en lo que los venezolanos llamamos "el mercado informal". Eso es en nuestro caso ante todo buhoneros y taxitas piratas que ganan menos que un parado ibérico.

El producto interno bruto de Venezuela cayó en 5,3%. En España cayó en -3,1. En Venezuela en 2010 va a caer aun más, mientras que en España es muy probable que haya un alza (ya tuvieron el primer trimestre positivo).

La manufactura en Venezuela cayó un 11,6% en 2009. En España subió un 6,8%. Si antes producíamos y exportábamos no solo petróleo sino un poquitito de café, de rolineras y ruedas de aluminio (empresa Rualca) y algunos textiles, ahora producimos cada vez menos petróleo por medio propio e importamos hasta café de Nicaragua y caraotas de la República Dominicana.

Quiero que quede claro: considero que España está muy mal económicamente hablando. Tiene problemas estructurales profundos, tiene que mejorar su productividad de manera drástica, tiene que aprender a manejar sus ingresos y egresos. El nivel educativo que tiene está por debajo del promedio de la OECD. Aun así: la crisis ibérica es un paseo en comparación con lo que ocurre en Venezuela. Lo que pasa es que los venezolanos ahora tienen la misma mentalidad que tenían los meses que precedieron el Viernes Negro. Mientras todo el resto de América Latina salvo Argentina salen de la recesión, Venezuela sigue en el hueco.

Chávez tiene muchos guardaespaldas, así que no sabe realmente lo peligroso que es nuestro país. A los venezolanos sin guardaespaldas les interesará saber que la tasa actual de asesinatos por 100 mil personas en Venezuela es superior a 60 (en 1998 era 19), mientras que la misma en España es de 1,2. Es decir: por cada persona que los criminales matan en España, en Venezuela matan más de 50.

Nuestra oposición tiene que educar a la población para que nadie, pero nadie, siga creyendo en los pajaritos preñados de Hugo de Sabaneta. No creo que España sea un ejemplo a seguir, pero definitivamente mucho menos lo es el gobierno que tiene actualmente mi país.

Necesitamos un gobierno que piense cada día en un desarrollo sostenible del país.