Ideas para Venezuela: abolir el ejército




















Mientras más historia sobre Venezuela leo y más analizo y comparo el desarrollo del país con el desarrollo de otros en América Latina y otras partes, más seguro me siento de esta idea: los militares en Venezuela han sido una de las cosas más nocivas para el país. Debemos eliminar el ejército como lo han hecho Costa Rica o Islandia.

Bolívar decidió pagar el apoyo que recibió de los altos militares al otorgarles más recursos de los que ameritaban (Hugo y otros con pocos conocimientos de historia dirán que Bolívar solo fue traicionado). Estos se convirtieron en los grandes propietarios del país. Usando el mito de Súper Bolívar que este mismo cultivó en vida -él fue el creador original de la Orden del Libertador aunque esta fuera reintroducida después, él se dejó pasear por Caracas como un César, él quería la presidencia vitalicia, él quería que lo llamasen "El Libertador" como si hubiera sido el único o el indispensable- los militares se apoderaron del país. Vez tras vez todos ellos se autoproclamaron prácticamente "altos sacerdotes" de un Bolívar fantástico. Si alguien se les oponía lo acusaban de antibolivariano y, por ende, de apátrida.

Los diversos caudillos militares dominaron la política venezolana como en ningún otro sitio de América del Sur. Si no me creen, comparen la lista de jefes de estado en otros países del continente con los de Venezuela. Es curioso ver que mientras más militares y menos civiles dominaron un país, más atrasado ha sido. Pinochet fue la excepción en Chile. Else país, el país con el mejor nivel de desarrollo en Suramérica, tuvo más civiles como jefes de estado que los otros del continente. Argentina tuvo menos y menos durable ha sido su desarrollo, pese a que está mucho mejor que Venezuela. Bolivia estuvo plagada de militares casi todo el tiempo y eso se nota. Venezuela apenas salió del militarismo en 1958 y volvió a él tan pronto los precios del petróleo colapsaron. Cuando yo nací, Venezuela era el único país suramericano que ni estaba en guerra civil ni tenía un gobierno militar puro o de transición. Llegué a pensar que por eso no éramos un país militarista. Me equivoqué. Realmente era una época excepcional comprada a fuerza de petrodólares. Pero era seguro que no iba a durar: de desarrollo sostenible no había nada y una caída larga de los precios del petróleo iban a hacer que los militares volvieran a cobrar fuerza.

Lean la carta del ex presidente de Costa Rica, el premio Nóbel de la Paz, Arias Cárdenas, al presidente de Uruguay.

Venezuela no necesita militares. Una fuera de policías muy capacitada como en Costa Rica es suficiente. Luego volveré a este tema. En las siguientes 10 entradas volveré a temas sobre los pueblos indígenas venezolanos y sus idiomas y a ideas sobre cómo promover ciencia en Venezuela tras el reino chavista.