Es sencillo aunque sea difícil: hay que ir allá




Las fuerzas democráticas tienen que tener claro algo: la gran mayoría de los venezolanos no tiene posibilidad de ver otra versión que la que dicta el gobierno. La mayoría de los venezolanos no tiene acceso a internet, no tiene acceso a televisoras críticas al régimen y no lee.

Además y aunque parezca mentira por las colas infernales del país, la mayoría de los venezolanos no tiene auto. Aunque la población del país es ante todo "urbana", eso no significa que viva en Caracas, Valencia o Maracaibo solamente. La mayoría vive en poblaciones como Los Guayos o Tocuyito, Guarenas o Maturín. El día de las elecciones, el régimen chavista usó decenas de miles de autos del gobierno para llevar a la gente a votar. Nosotros tenemos que organizarnos para hacerlo aun mejor, pese a que no tengamos los recursos económicos que tienen los militares y sus seguidores.

En los mapas que presento aquí pueden ver el grado de abstención en las elecciones del 2010 en Carabobo y Guárico.

Comento en Carabobo, aunque la situación es semejante, solo peor en Guárico:

1) el gobernador de Carabobo y su camarilla pasa demasiado tiempo en el centro y norte de Valencia.

2) el alcalde de San Diego hace bien su trabajo y tiene muy bien organizada la votación allí. Los voluntarios en la zona de Ciudad Alianza también.

3) mientras la zona es más proclive a votar por el gobierno, aumenta la abstención. Esto ha sido así no solo en momentos como en 2010, sino aun cuando los chavistas obtuvieron mejores resultados. Lo que esto significa es no tanto que "mejor que se queden en su casa", sino que el potencial de votos para las fuerzas democráticas es grande. El problema es que no se llega allí con el vigor y la perseverancia que se tiene que hacer.

4) en zonas pobres y con un transporte malo la abstensión es particularmente alta.

Tres problemas básicos tenemos:

a) Los partidos democráticos han elegido muchas veces representantes "dinosaurios" (usualmente antiguos adecos y otros caudillos) para zonas rurales, lo cual no es bueno. Entre un dinosaurio sin petrodólares y uno con petrodólares como tiene el régimen militar, la gente elegirá el que tenga los petrodólares, el que reparta en un momento dado las bolsas de comida de Mercal.

b) Tenemos que ver a un par de líderes de PJ, de UNT, de Causa R en Puerto Cabello, en Los Guayos, en Tocuyito, en el sur de Valencia, en Maturín. No se trata de "precandidatos" para ser presidente. Se trata de gente que quiera apoyar la democracia y el desarrollo real de Venezuela. La razón por la que eso no ha pasado hasta ahora es que todos quieren ser jefe absoluto, nuevo Libertador. Venezuela solo va a marchar si tenemos un equipo que coopera para el bien del país.

b) Los partidos democráticos necesitan buscar desde ahora gente que sea testigo en las zonas alejadas y personas que contribuyan a mobilizar a la gente en los días de elecciones.