El agua de Venezuela, el gobierno y el veneno

El agua "potable" que consumen millones de venezolanos en Carabobo, Aragua y Cojedes es altamente venenosa y el gobierno nacional es absolutamente incapaz de ofrecer una solución racional.


En el Suroeste de Carabobo se halla la represa Pao-Cachinche (círculo rojo), que recibe aguas de una cantidad de ríos ante todo del oeste del estado. Esa es el agua que beben los habitantes de Valencia, del Norte de Cojedes, de Guacara, Los Guayos, Maracay y muchas otras ciudades y pueblos de la región central. El agua que llega a Pao-Cachinche está tan contaminada, ante todo con material orgánico (heces, animales muertos, desechos orgánicos de los barrios y urbanizaciones) que los funcionarios de Hidrocentro tienen que echarle mucho más cloro y otros químicos de lo realmente permitido para matar las bacterias. Si no lo hicieran así, el agua llegaría a la gente realmente en estado de putrefacción y habría de inmediato miles de personas con graves infecciones en toda la región. Pero si bien matan las bacterias, también generan compuestos altamente contaminantes y fatales para los humanos. La gente no se muere de inmediato, pero está siendo afectada y lo está siendo de manera literalmente fatal. Las substancias orgánicas en descomposición liberan metano y este metano se mezcla con el cloro para producir trihalometanos. El agua sale sin muchas bacterias, pero es igualmente fatal. Entre otras cosas, se produce un alto incremento, entre otras cosas, de cáncer de vejiga, cáncer de pulmón, cáncer de hígado, cáncer de mama y cáncer de colón.




cloroformo, uno de los trihalometanos que se crean y son cancerígenos




Varios riachuelos corren de la Cordillera de la Costa por su ladera Sur hacia el Lago de Valencia. Las aguas, como las del Cabriales, están altamente contaminadas. El gobierno decidió canalizarlas a la planta de tratamiento de Los Guayos (círculo rojo chico al lado del lago) y de allí al Lago.

El gobierno venezolano no sabía cómo controlar el aumento de nivel del Lago de Valencia y decidió desviar las aguas del río Cabriales, altamente contaminadas, hacia el Sur. También decidió "limpiar" algo el lago de Valencia. Se invirtieron muchos millones y se publicitó todo esto, aunque los responsables no tenían ni idea de lo que hacían. Todas esas aguas llegan hacia Cachinche.

El agua de Pao-Cachinche pasa por la planta Alejo Zuloaga, que fue construída entre el primer gobierno de Caldera y el primero de Pérez, en 1973-1974, cuando la población del estado era una tercera parte de lo que tenemos ahora. Como la masa de algas, desechos orgánismos es demasiada para esa planta, los trabajadores tienen que echar un montón de cloro, mucho más de lo que deberían.

No solo tenemos esos compuestos productos de la combinación de cloro y metano. También se han detectado altas concentraciones de metales pesado en el agua.

Dos de los grupos que han denunciado desde hace mucho tiempo la situación son el Movimiento Alternativo Ecológico de Venezuela, con Manuel Díaz, y el Centro de Investigaciones Toxicológicas de la Universidad de Carabobo. También varios representantes de Proyecto Venezuela como Karelly Lizarraga, representante en el Parlamento estatal, han denunciado el asunto, pero el gobierno nacional no les presta atención.

Ustedes pueden ver aquí un artículo detallado sobre el tema.

¿Saben qué dicen los encargados actuales de Hidrocentro? Lo leemos en Notitarde.
La jefa de "relaciones institucionales" dijo que "para nadie es un secreto que el embalse Pao Cachinche por ser un cuerpo de agua que está expuesto está contaminado" "Utilizamos los elementos que universalmente se conocen para el proceso de potabilización, el cloro, el sulfato de aluminio y el carbón activado, en las dosis que sean necesarias y dentro de las normas establecidas por la Organización Mundial de la Salud".

Me parece que esa persona no ha entendido nada del problema.




















Lo verde que hay en ese lago son algas que aparecen con altos niveles de contaminación. Podría ser diferente si quisiéramos. Para ello se necesitan soluciones sostenibles, no trapitos calientes como el "tratamiento" que realiza el gobierno actual.

La solución es compleja, sobre todo porque ha pasado tanto tiempo sin control verdadero. El gobierno chavista sigue sin entender que se requieren cambios masivos, que hay que implementar un plan de desarrollo sostenible en toda la región, que hay que involucrar a todo el mundo y que para hacer esto deben dejar de meter la politiquería de por medio en todo.

Concretamente, en Carabobo hay que

  • alertar a toda la población sobre el problema. Para ello hay que usar la radio, la tele y folletos (los venezolanos promedios leen muy poco el periódico)
  • comenzar a penalizar todas las empresas que viertan aguas residuales ya sea con material orgánico no procesado o con volúmenes excesivos de metales pesados o de cloro o trihalometanos que ellos mismos hayan generado en sus procesos internos
  • realizar de manera semanal mediciones de contaminación en el Cabriales, en el Río Los Guayos, en el Lago de Valencia y los principales ríos que llegan al Pao y publicar los datos en un sitio del medio ambiente que todo el mundo en la región pueda consultar
  • comenzar a educar a la gente de los barrios y urbanizaciones del Suroeste para que no lancen más desechos por doquier, para que lleven la basura a centros especiales si es que el servicio de recolección de basura aun no llega a su zona.
  • resolver de una vez por todas el problema de la Guásima: instalar mecanismos de procesamiento modernos como se hace en Europa (esto implicará luchar con mafias de la basura, educar a la gente para que haga algún reciclaje, etc)
Hay muchas otras cosas que se pueden hacer, pero esas son las que se me ocurren a mí, un especialista en informática, tras meditar sobre el asunto un minuto. Si los "especialistas en ecología" que emplea el gobierno tienen alguna ética, deberán pensar en otras soluciones, implementarlas o renunciar o, al menos, permitir que especialistas de verdad se dediquen a resolver el asunto.

Es absolutamente ridículo lo que dicen los empleados sobre lo inevitable de la contaminación porque el Pao "está expuesto". En Europa hay muchos sitios "expuestos", pero la gente no lanza la basura como lo hacían en la Edad Media. En Alemania los ríos contaminados de comienzos y mediados del siglo XX son ahora por lo general muy limpios, todo el mundo se baña allí y el nivel de limpiea va aumentando día a día. Cada vez se reporta: "regresaron los peces al río X", "ya hasta los peces Y, que eran más sensibles a la contaminación, están volviendo al lago".

Nosotros podríamos volver a tener un lago de Valencia y ríos limpios, por más increíble que esto parezca. Mientras, contaminamos y dejamos contaminar tanto nuestro ambiente que nos estamos matando, literalmente. Si lo seguimos haciendo a sabiendas, somos suicidas y responsables de las enfermedades y muerte de muchos.



En inglés pueden encontrar más información aquí y aquí.