¿Cuán tonto puede ser un ministro venezolano?

¿Cuán tonto puede ser un ministro venezolano? Pues mucho. Ahora Merentes, ministro de finanzas que no sabe nada de economía, se dirige al "sector exportador" con lo que cree es una idea revolucionaria: ensamblar en Venezuela productos que no tengan patentes.


Ese hombre, pese a ser un viejo que pasó por la universidad, no parece comprender que la industria productiva venezolana sufre por

  1. una moneda sobrevaluada que convierte a todo producto nacional en algo muy poco competitivo y Venezuela no tiene ninguna ventaja para compensar esto
  2. un control cambiario en manos de corruptos: los dólares en Venezuela los controla una mafia que trabaja con el gobierno
  3. la corrupción de los militares y burócratas que controlan los puertos venezolanos
  4. los apagones que no se producen ni en China ni en Colombia ni en Chile ni en México
Es increíblemente difícil para productores honestos conseguir a tiempo los dólares que necesitan para comprar productos necesarios. En el resto del mundo los productores sencillamente compran los dólares en los bancos sin intervención del gobierno.

Merentes no tiene ni la más mínima idea de lo que requiere llevar al mercado un producto. Merentes no tiene ni idea de cómo se desarrolla la competencia o qué es lo que se requiere para innovar. No hablemos de lo que ha pasado con las pocas patentes que registraban venezolanos hace década y media.

Es increíble que un individuo semejante vaya a hablarles a los empresarios venezolanos. Debería estar limpiando pisos en algún hospital o restaurante del país. No debería ser ministro de finanzas.